Catetismos.

16:18

La crítica de hoy va por otra crítica. Un artículo de opinión, en realidad. Este de aquí.
El caso es que en mis humildes prácticas de 1º de Bachillerato del comentario de Lengua de Selectividad, me encontré este artículo. Esta señora, Edurne Uriarte, es la misma que escribe que es el consumismo el que hace valer más a los libros de Harry Potter que los suyos. Ah, vale. Te ha faltado decir que esa literatura fantástica no tienen comparación con tus ensayos.
Pero ¡shh, Firenze, shh! ¡Deja la vena potterhead! Si piensa así, allá ella. Si lo que dice en "¿Bale lo vale?" acerca de Rowling es básicamente "Tiene dinero porque la gente compra sus libros y yo no tengo porque a mí no me compran", será verdad.

Y claro que es verdad. Es una obviedad como el templo de Zeus.

Pero no he venido para criticar eso, no. Vengo por "Catetos en inglés". Texto que publicó el 10 de septiembre de 2013. Cuando yo publiqué "Hablemos de Ana Botella". Y, ¡qué gracia! Acabo de leer el mío y dice prácticamente lo mismo que otro artículo cuyo comentario hice ayer, aunque esto último no sea para nada relevante.

Edurne Uriarte empieza diciendo que el inglés no fue el culpable de que no hubiera Madrid 2020. Luego dice que sí. En medio, que el inglés no tiene nada que ver porque los Obama consiguieron  18 votos para Chicago 2016.
Todo muy lógico y respetable.

Entonces llega el párrafo de los "Catetos tipo uno". Todo lo que dice es tan evidente que hasta sorprende que esté ahí publicado. Sorprende, hasta que lees el párrafo siguiente, comprendes la tesis y te das cuenta de que el anterior está para ser un texto politicamente correcto.
La tesis es "Dejad de criticar a Ana Botella porque el inglés es un idioma como cualquier otro y vuestros queridos dirigentes angloparlantes no saben ni decir 'Hola' en castellano"
Señora.
SEÑORA.
Vale que hay gente que sobrevalora el inglés. Que sí. Que yo entiendo eso.
Lo que ocurre con el inglés es que es el idioma universal. De transacción. Lo que los mortales de diferentes lugares hemos acordado usar para poder entendernos. Obama podría aprender español si le apetece, para sus votantes hispanos. Botella tiene que aprender inglés para manejarse fuera de nuestras fronteras. Y esto último, el deber de aprender inglés, me lo han repetido desde que tengo memoria. A mí, como a millones más de muchos otros países, porque no hemos tenido la suerte de nacer en el Reino Unido. Qué se le va a hacer. Lo proclaman todas las instituciones. Incluso Ana Botella ha debido decirlo en alguna ocasión.

Y además, dejeme aclararle algo. Nosotros nos emocionamos "ante cada tontería pronunciada o escrita en inglés, sea una película, un libro o un discurso, convencidos de que, dicho en inglés, debe de ser superior" porque quien habla inglés suele ser alguien a quien queremos imitar. Cuando la perfección en inglés es algo que buscas, y escuchas a alguien con perfecto inglés ¿por qué no ha de caersete la baba? Es como si un escritor no pudiera leer y sentirse sobrecogido, y emocionado, y que se le caiga la baba con lo que lee porque ya tiene sus escritos y de ahí no pasa.

Y a mí me gusta el inglés, y creo que no estoy comentiendo ningún pecado. Pero ahí, cada uno, porque usted puede pensar que es un idioma horrendo.

Ah, por último "Y pertenecen probablemente a este último tipo quienes hacen tantas risas con los españoles que se atreven a pronunciar en inglés, sea Ana Botella o cualquier otro". 
Nos reímos por no llorar
Porque llevamos toda la vida estudiando inglés para ver esto en la tele. Y Ana Botella tuvo tiempo de sobra de aprender algo más de inglés desde su nombramiento hasta Buenos Aires. Al menos, por lo que pudiera pasar. Al menos, por verguenza. Pero no lo hizo.

Qué raro que digan que este es un país de vagos, si así son los que nos representan. Ah, podrás decir, pero ser alcaldesa de Madrid ocupa mucho tiempo.

Ser estudiante también ocupa mucho tiempo y nadie sale de la universidad sin tener el B1. O B2, depende.
Sé estudiante para esto. Para quedarte en paro, ver las noticias en casa de tus padres y reír por no llorar.

You Might Also Like

0 comentarios