Sassy sarcastic Travers

20:13



De mayor quiero ser como P.L. Travers.


La historia de Miss. Travers es triste y merecedora de reconocimiento. Sé que a ella no le hubiese gustado que Disney hiciese una película nada más y nada menos que sobre las dos realidades que le eran más cercanas: su padre y Mary Poppins, pero mi humilde opinión es que le han hecho justicia. Cómo anotación especial, destacaré que me gustaría verla en inglés, ya que el doblaje jamás llegará a ser como Emma en V.O.


Thompson está sublime. Me encanta, se mete en el papel con una naturalidad impresionante. No es Emma actuando como Travers: es el mejor reflejo de la escritora que hubieran podido conseguir.


Saving Mr. Banks es un drama, pero ante todo, es un drama autobiográfico. Cuenta una vida real y quizá por eso no es tan agridulce como largometrajes de trama creada a propósito para hacer reír y llorar.


Sarcástica, descarada, pero con mucha clase. La clase y la elegancia ante todo. Y así son P.L. Travers y Mary Poppins. Han sabido llevarlo a la realidad de una manera magnífica, aunque resulte algo dura, pero lo han contado como es, o mejor dicho, como fue. Y son los pequeños detalles los que lo transmiten. Ver Mary Poppins y Saving Mr. Banks seguidamente es un lujo. Yo lo hice, y fue de esta manera como me he percatado de la mayoría de guiños y pequeños detalles.


Gracias, Emma, por todo. Gracias, Tom, por saber interpretar de esa manera a Disney. Gracias, a cada uno de los actores, actrices, los cámaras y todo el equipo. Han pasado casi seis meses desde la primera vez que escuché hablar de Saving Mr. Banks. He ido descubriendo sus secretos. He comprendido su significado. Y no me ha defraudado en absoluto.






Saving Mr. Banks no es una comedia. Es un drama autobiográfico. Si crees que P.L. Travers basó los libros de Mary Poppins en su infancia, en la que tuvo una niñera de la que se inspiró para escribir sus libros, no te quejes si te entristecen las escenas con su padre. Si piensas que Saving Mr. Banks es la segunda parte de Mary Poppins, no lloriquees al percatarte de lo contrario. Pero si quieres descubrir parte de la vida de Travers y la creación de Mary Poppins, si quieres sonreír ante el carácter de la escritora y dejar que Walt Disney te persuada a ti también poco a poco, si estás dispuesto a ver una película muy buena, aunque al principio pensaras que Saving Mr. Banks era sobre una niña extraordinariamente feliz o el esperado regreso de una niñera mágica, entonces ve al cine, compra una entrada y disfruta.

You Might Also Like

0 comentarios